jueves, 27 de octubre de 2016

Construir el papel

¿De que está construido y como está construido?
El papel es un hoja delgada hecha con fibras de celulosa, sobrepuestas y prensadas a modo de fieltro, las fibras empleadas para la fabricación del papel se obtienen directamente de diversas especies de plantas o, indirectamente, de trapos.
La materia prima usada para la fabricación del papel está representada por fibras de celulosa, de longitud variable, contenidas en la madera y en los trapos de algodón, lino y cáñamo, de los que se obtiene mediante procedimientos químicos y mecánicos.
Para hacer el papel, la celulosa es separada en fibras y luego es batida y mezclada en agua. Cuando se escurre el agua, queda una lámina de fibras entretejidas.
El proceso básico de la fabricación de papel implica dos etapas:
1.-  Trocear (desmenuzar) la materia prima en agua para formar una suspensión de fibras individuales.
2.- Formar láminas de fibras entrelazadas extendiendo dicha suspensión sobre una superficie porosa adecuada que pueda filtrar el agua sobrante.
Uso. El papel, se usa principalmente para escribir (a mano y a imprenta) y como material de embalaje.
Tamaño. El papel es producido en forma de pliegos y bobina. El pliego puede ser 22 x 34.
Tipos de papel
La gama de tipos de papel que se fabrica es muy amplia y depende de la utilización a que se destine. Desde el punto de vista puramente técnico se suelen clasificar en: Papeles finos, de pasta de trapos, a la que también se le pueden añadir celulosa; Papeles semifinos, preferentemente a base de celulosa y Papeles ordinarios, en los que prevalece la pasta de madera mecánica.
Estos tipos pueden ir sin encolar, semiencolados y a toda cola. Según los diferentes usos a que se destina, El papel se clasifica en:

  • Papeles para escribir o de escritorio
  • Papeles de imprenta
  • Papeles mecano-técnicos
  • Papeles para embalar